ES / EN
INICIOCompañia ⁄ HISTORIA

HISTORIA

Nuestra Historia se remonta al año 1906 en el que el Ingeniero Karl R. Amtmann formó la empresa K.R. Amtmann, S.A., la cual incursionó en el mercado farmacéutico a través de la importación de medicamentos por medio del Grupo L.G. Aguilar.

Durante la década de los cuarentas, México era  un país muy distinto, tenía una población de apenas veinte millones de habitantes y una capacidad tecnológica atrasada. Al mismo tiempo, la situación económica del mundo atravesaba una dura crisis debido a la Segunda Guerra Mundial.

Aún en aquellos países que permanecieron neutrales, existía una constante escasez de productos. El sector farmacéutico en México no fue la excepción. No se contaba con los medicamentos necesarios para atender las necesidades de la población que iba en aumento.

Fue entonces cuando algunos laboratorios extranjeros, buscando nuevos horizontes, decidieron establecer sus operaciones en México, para fabricar lo que serían los primeros productos farmacéuticos de calidad y así cubrir el mercado nacional. Es en estos años que se consolidan los primeros laboratorios mexicanos, que se suman a esta actividad.

Unidos a esta tendencia en el desarrollo de la industria farmacéutica, en el año 1941 los señores Santoveña y Fernández se asociaron constituyendo los Laboratorios Sanfer.

La misión en su conformación, fue la de fabricar nuevos productos farmacéuticos que contribuirían al tratamiento de las enfermedades y a preservar la salud.

En aquel entonces, tal como lo es ahora por  supuesto, el objetivo fundamental tanto de Laboratorios Hormona como de Laboratorios Sanfer era poner a disposición de los médicos productos eficaces en el mercado mexicano.

Posteriormente, en 1956, en un entorno global diferente,  el Profesor Bustillos Sierra originario de Barranquilla Colombia adquiere la droguería de  San Carlos, en Bogotá. Utilizando las capacidades de esta droguería como plataforma para elaborar sus fórmulas magisteriales bajo un apego de sentido comunitario, dio acceso  a medicamentos de alta calidad a la población menos favorecida. Con el tiempo, sus operaciones se extendieron a otras regiones y países de Centro y Sudamérica, consolidando su participación en este mercado bajo el nombre de Laboratorios Bussie.

A principios de los años sesentas, el Dr. Ernesto Amtmann-Obregón, uno de los empresarios más importantes de México, adquiere Laboratorios Sanfer. A partir de entonces se obtienen las primeras licencias de laboratorios internacionales para la fabricación y distribución de productos farmacéuticos, iniciándose así una relación que hasta hoy día se mantiene.

historico

1